¿Cuanto dinero es deducible en el IRPF por tu instalación fotovoltaica?

¿Cuanto dinero es deducible en el IRPF por tu instalación fotovoltaica?

Nos gustaría que los miembros de Comunidad Solar aprovechen todas las ventajas económicas que supone la instalación de paneles solares. Por ello, queremos informaros de la última actualización de las medidas urgentes aprobadas por el Gobierno, que entraron en vigor el pasado 8 de octubre, como forma de impulsar la actividad de rehabilitación edificatoria (Real Decreto-ley 19/2021).

En dicho Real Decreto se encuentra, entre otras, la deducción del IRPF por la instalación de placas solares u otras energías renovables en viviendas. En este artículo explicamos en qué casos puedes acceder a esta deducción. 

El Real Decreto establece tres tipos de deducción del IRPF por instalación fotovoltaica, que son los siguientes:

Deducción del 20% de lo invertido:
Si realizas tu instalación fotovoltaica entre el 6 de octubre de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2022 en tu vivienda habitual o una arrendada. En este último caso, la vivienda deberá estar alquilada antes del 31 de diciembre de 2023. Además, en ambos casos (vivienda habitual y arrendada), deberás demostrar a través del certificado correspondiente que, con tu instalación, has conseguido reducir un 7% la demanda de calefacción y refrigeración de la vivienda.

El importe máximo deducible será de 5.000€ anuales. Ésta se aplicará en el período impositivo en el que se expida el certificado correspondiente tras la realización de la instalación.

Deducción del 40% de lo invertido:
Al igual que en la caso anterior, la realización de la instalación fotovoltaica debe estar entre el 6 de octubre de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2022. La diferencia es que debes demostrar, a través del certificado correspondiente, que has conseguido reducir un 30% el consumo de energía primaria no renovable. También podrás acceder a la deducción si con la instalación consigues mejorar la calificación energética de tu vivienda obteniendo la clase energética "A" o "B", reflejado en el certificado de eficiencia energética realizado por un técnico cualificado.
 
El importe máximo deducible ascenderá a los 7.500€ anuales. Ésta se aplicará, como en el caso anterior, en el período impositivo en el que se expida el certificado correspondiente, emitido posterior a la realización de la instalación.

Deducción del 60% de lo invertido:
Este caso es un poco diferente con respecto a los anteriores, puesto que la realización de la instalación fotovoltaica se extiende desde el 6 de octubre de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2023, solo que el objetivo de dicha instalación deber ser la de mejorar la eficiencia energética en edificios de uso predominantemente residencial. Además, tendrás que acreditar una reducción del consumo de energía primaria no renovable del 30%, mediante el certificado correspondiente. Otra posibilidad de conseguir esta deducción es conseguir una mejora en la calificación energética del edificio para obtener una clase "A" o "B", reflejado en el certificado de eficiencia energética realizado por un técnico cualificado, como en el caso anterior.

El máximo deducible aumenta a los 15.000€ anuales. No obstante, podrás deducir la inversión en los cuatro próximos ejercicios fiscales, sin que la base acumulada de la deducción exceda los 15.000€. Ésta se aplicará en los períodos impositivos de 2021, 2022 y 2023, en relación a las cantidades pagadas en cada uno.

¿Cuáles son los gastos deducibles de tu instalación?
El Real Decreto-Ley establece que los gastos deducibles son aquellos necesarios para realizar la instalación, a saber:
  • Honorarios profesionales.
  • Costes de redacción de proyectos técnicos.
  • Dirección de obras.
  • Coste de ejecución de obras o instalaciones.
  • Inversión en equipos y materiales y otros gastos necesarios para su desarrollo.
  • Emisión de los correspondientes certificados de eficiencia energética.

Al igual que con la lista anterior, el Real Decreto recoge consideraciones sobre cuestiones que no son deducibles, a saber:
  • Cuando la instalación se haga en partes de viviendas cuyo objetivo principal es la actividad económica; o a plazas de garaje, trasteros, jardines, parques, piscinas e instalaciones deportivas u otros elementos iguales.
  • No se incluirán costes relativos a la instalación o sustitución de equipos que utilicen combustibles de origen fósil.

Recordamos que la declaración de la renta se puede realizar a partir del día 6 de abril hasta el 27 de junio de 2022,  te animamos a que hables con tu asesor fiscal y le preguntes en cada caso cómo beneficiarte de estas deducciones. 

Gracias a Pascual Martín, miembro de nuestra comunidad, por compartir con nosotros esta información.